• Inicio
  • Cursos y talleres
  • Temas de interés
  • Artículos
  • Contacto
 
 

 

   
 

SON QUIENES TIENEN DEUDAS DESDE HACE MÁS DE SEIS MESES

 

A la caza de deudores: Empresas de cobranzas recaudan menos y bancos ya endurecen condiciones para morosos

 

17-02-12 00:00 En abril del año pasado, las empresas que realizan las cobranzas bancarias recibían un pago promedio de $ 400 de parte de sus deudores, que cayó a $ 300 en diciembre. Las deudas son por tarjetas de crédito y préstamos personales. Los dos días previos y posteriores a los feriados es cuando menos se paga, ya que la gente se reserva el dinero para gastarlo

 

MARIANO GORODISCH Buenos Aires

A la caza de deudores

Buen día, lo busco a Agustín.
No, el no se encuentra en este momento. ¿De parte de quién?
Es por una oferta de trabajo. Tiene algún número de celular donde lo puede ubicar en este momento.
Sí, por supuesto. Anote.

Este tipo de diálogos se hace cada vez más frecuente por parte de las empresas que realizan las cobranzas de los bancos a los morosos, como se denomina a quienes tienen una deuda que supera los seis meses. Aducen una supuesta oportunidad laboral (desde luego, inexistente) para poder dar con el deudor.

Es que de lo contrario te cortan enseguida. Es más, tenemos que estar llamando siempre desde distintos teléfonos, tanto de línea como de celulares, porque si ven la característica de la empresa directamente nos ponen el contestador, confiesa Juan Pablo Díaz Peling, director de QBC, compañía especializada en gestión de cobranzas, que tiene como clientes a bancos, financieras y empresas de consumo. La clave para poder cobrar reside en agudizar el ingenio ya que, de acuerdo a datos de las empresas del sector, en abril del año pasado las empresas que le hacen las cobranzas a los bancos recibían un pago promedio de $ 400 de parte de sus deudores, que cayó a $ 300 en diciembre. A priori, puede representar una caída del 25%, pero si se le suma una inflación del 20% y un aumento en los costos laborales de otro 20%, la caída en los ingresos de este tipo de firmas llegaría a un 65%. Es que por lo general no se cobra un fijo, sino una comisión sobre lo cobrado: si la deuda tiene menos de seis meses, la cifra puede ser un 20%, y si pasa ese período puede llegar hasta el 25%.
El promedio de este tipo de deudas es de $ 2.500, que por lo general son con la tarjeta de crédito y, en segundo término, por un préstamo personal. Los bancos denominan a este segmento de alto riesgo, ya que sus ingresos mensuales son desde $ 2.300 y tienen un tope máximo de $ 4.500.

Ante este panorama, varias entidades financieras decidieron acortar los plazos para el repago: mientras a comienzos del año pasado era común una refinanciación en 24 cuotas, ahora lo redujeron a la mitad o, a lo sumo, en 18 meses. Es que, según argumentan, empieza a correr el costo oculto de la inflación. También empezaron a fijar un monto mínimo de $ 300, para que no les insuma mayores costos administrativos.
Para los deudores, como no hay una expectativa de préstamos blandos a corto plazo, y ya se terminaron las 50 cuotas del LCD para todos, no tienen la necesidad de estar "limpios" en el sistema y prefieren tener la plata en el bolsillo.

Pero hay que tener en cuenta algunas particularidades del negocio. Por ejemplo, que los dos días previos y posteriores a los feriados es cuando menos se paga, ya que la gente se guarda la plata para gastarla en esos días, y luego ya gastó el dinero que tenía previsto para cancelar la cuota de la deuda.
Del mismo modo, el lunes es el día que menos cobran, ya que la gente se gastó la plata el fin de semana.

Por eso, hacemos mucho hincapié en que vayan a pagar el viernes, o el sábado a la mañana, porque sino sabemos que el lunes ya no cobramos, admite Díaz Peling.

De hecho, el objetivo de toda empresa de cobranzas es convertirse en el acreedor preferencial del deudor, ya que suelen ser morosos de varias empresas; entonces, la primera que lo llama gana. ¿Cómo lograr esto? En el mercado se utilizan varias estrategias; por ejemplo, ahora en verano hay firmas que sortean un aire acondicionado entre todos los que paguen antes de tal fecha. De esta manera, tienen una nueva excusa para llamar al deudor sin tener que decirle que pague. Incluso, en diciembre pasado varias empresas de cobranzas hicieron una campaña con un descuento del 40% para la cancelación de la deuda, que fue tomada por un 20% menos de gente que la que se sumó al mismo beneficio que dieron en julio pasado, cuando se cobró el primer aguinaldo del año. Juan Majluf, gerente comercial de Recsa (que hacen gestión de riesgo), vaticina para este año un aumento de la mora, tanto por las paritarias que no alcanzan a cubrir a la inflación como por la quita de los subsidios. De todos modos, se venía de ratios muy bajos en mora bancaria (2,3% según el Banco Central en noviembre, última cifra publicada), pero Majluf ya nota que la mora en servicios, tales como telefonía, celular y cable, está en alza. Ante esto, están comenzando a hacer mora preventiva: al que se atrasó el mes pasado en pagar, lo llaman antes del vencimiento para recordarle.

 

Fuente: http://www.cronista.com//contenidos/2012/02/17/noticia_0079.html

 

 
 

www.cursoseduardobuero.capacitacioncobranzas.com

 
 

Diseño web Argentina Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web