• Inicio
  • Cursos y talleres
  • Temas de interés
  • Artículos
  • Contacto
 
 

 

   
 

Caleta y Río Gallegos encabezan el ranking de morosos ante las cajas

 

No es nuevo que varias comunas arrastran fuerte déficit estructural y que, desde hace años, muchas no realizan aportes a las cajas de Previsión y de Servicios

 

Sociales. Caleta Olivia encabeza el ranking con una deuda descomunal, seguida por Río Gallegos y Río Turbio. El Gobierno aún no informó si retirará o insistirá con el proyecto para que los municipios saneen sus deudas.

 

Caleta y Río Gallegos encabezan el ranking de morosos ante las cajas

El calculo general de la deuda cerró 2013 con casi 600 millones de pesos en rojo, $577.518.972, para ser exactos

 

Por mes, son alrededor de 35 millones que se acumulan por deudas de las comunas que se ven imposibilitadas de dar cumplimiento a sus obligación de pago de aportes patronales y personales (Caja de Previsión Social), a lo que debe sumarse otros 15 millones aproximadamente por falta de pago de la Caja de Servicios Sociales.
Prensa Libre tuvo acceso a información fehaciente que da cuentas de que sólo ante la Caja de Previsión Social, la Municipalidad de Río Gallegos adeuda nada más y nada menos que 350 millones de pesos, aunque la cifra récord la ostenta Caleta Olivia, con una deuda de 480 millones de pesos.


La localidad de Río Turbio debe aportes en el orden de los 100 millones de pesos, Comandante Luis Piedra Buena 90 millones y El Calafate 70 millones de pesos, sólo por citar a algunas.


En tanto que, ante la Caja de Servicios Sociales, mes a mes se registra una deuda de 15 millones de pesos.
El calculo general de la deuda cerró 2013 con casi 600 millones de pesos en rojo, $577.518.972, para ser exactos, pero además a ese monto se le debe adicionar aquel que corresponde a la falta de pago de aportes de los municipios, expuesto precedentemente, por la suma de poco más de trescientos millones y medio más ($368.569.580).


Esto hizo que, ante las circunstancias financieras, se desencadenara un gigantesco desequilibrio al que la Provincia, también jackeada por la crisis, quiso frenar enviando a Diputados el proyecto para que cada comuna se hiciera responsable de lo que debe, solicitando un crédito.


Esta iniciativa entró al Parlamento santacruceño el 5 de septiembre del año pasado, pero su tratamiento no tuvo lugar y hoy, ante el nuevo perfil dialoguista y conciliador del Ejecutivo, es un misterio su futuro.
Así, bajo la premisa de que pudiesen cubrir sus déficit estructurales, el Gobierno provincial pidió a la Legislatura la solicitud de autorización a los fines de instrumentar un crédito bancario bilateral y/o sindicado hasta la suma de 400 millones de pesos con el Banco Santa Cruz S.A. y/o con la entidad bancaria u organismo estatal que resulte más beneficiosa para la Provincia.


Esta iniciativa ingresó a la Cámara al mismo tiempo que la solicitud de otro permiso, esta vez vinculado con la necesidad de contraer deuda pública en el orden de los 300 millones de pesos con los que hacer frente al pago de salarios y aguinaldos que, finalmente fue rechazado y, en tratativas con la Nación, el Ejecutivo logró conseguir por decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Este proyecto y la discusión mediática acaparó todas las miradas y no resulta ocioso pensar que, sin dudas, distrajo la atención de la iniciativa que proponía una discusión que sincere la falta de pago de las municipalidades que, por otro lado, han incluso intentado llevar a la Justicia al Gobierno por el incumplimiento en la remisión de fondos.


“El Estado provincial se ve imposibilitado a destinar en forma regular recursos a los municipios con desequilibrio fiscal, y cumplir con la ejecución de los presupuestos de los distintos poderes del Estado, para que exista un real equilibrio de los mismos y la independencia que reza la Carta Magna”, indica uno de los pasajes del proyecto.
Pero este desfasaje económico, también ha sido producto de otros factores, como la falta de transferencia de la ANSES, de los aportes financieros de alrededor 35 millones mensuales, ante la no “armonización” del sistema previsional santacruceño.


Por otro lado, el proyecto recuerda que “desde el 1 julio de 2012 tampoco hemos percibido por parte del Estado nacional, los denominados ‘Aportes del Tesoro Nacional para Déficit’ monto éste que promediaba en 40 millones por mes, los cuales eran destinados por el Tesoro para cubrir déficit de todos los municipios de la Provincia” agrega, marcando también la retención del 15% de lo recaudado por la Ley Nº 23.548 de lo que pertenece a la coparticipación primaria de impuestos y que representa cerca de 38 millones mensuales.


Así las cosas, los municipios no transfieren los aportes a la Caja de Servicios Sociales ni a la Caja de Previsión Social y esto no significa otra cosa que un grave incumplimiento porque estas comunas, a su vez, si le descuentan a los trabajadores la cuota de afiliación a la CSS y el aporte jubilatorio, aunque retiene los fondos que obtiene de allí. En términos políticos, y más allá de las circunstancias de cada jefe comunal, este acto puede entenderse como un claro ejemplo de “malversación”.


De hecho, en el punto más álgido de la disputa con los intendentes no alineados, fue el propio gobernador, Daniel Peralta quien salió a advertir por los medios que podría llegar a tomar la decisión  de “retener” los aportes que las comunas toman de sus empleados, para transferirlos, efectivamente, a las cajas correspondientes.

 

Fuente: http://www.infoglaciar.com.ar/index.php/santa-cruz/1608-caleta-y-rio-gallegos-encabezan-el-ranking-de-morosos-ante-las-cajas#.UvZnyGJ5M6A

 
 

www.cursoseduardobuero.capacitacioncobranzas.com

 
 

Diseño web Argentina Posicionamiento SEO  Otros trabajos de diseño web